Ser padres y madres en el siglo XXI

Autor(es): Mag.Graciela Cardó

Hoy en día puede afirmarse con más contundencia que nunca, que ejercer la paternidad está claramente unido al deseo de tener hijos. También es ya aceptado que el ser genitores no es sinónimo de parentalidad. Siendo o no padres y madres biológicos, durante y luego del nacimiento, los bebes deben ser adoptados emocionalmente para que se configure el ejercicio de lo que la psicoanalista Mariam Alizade denominó “función familia”, ampliando la idea de familia a las diversas personas que hoy sabemos, pueden conformarla.   A su vez, puede decirse que el bebe que acaba de nacer adoptará a sus padres, promoviendo en ellos una impronta que disparará sentimientos maternos y paternos.

¿Qué determina el nacimiento de un padre, de una madre, de una familia? ¿Es acaso la biología? ¿La tecnología? ¿El deseo o la casi “necesidad” imperiosa de serlo?

A propósito de los penosos incidentes sufridos por la familia de padres chilenos en nuestro país, al venir a adoptar a sus hijas, continuaremos con las siguientes reflexiones.

Con la introducción del concepto de “función familia”, se planteaba el imperativo de la liberación de la parentalidad en este siglo. Y es que la multiplicidad de deseos, antes tan solo ficciones, han encontrado realizaciones diversas, gracias a los adelantos y descubrimientos tecnológicos.

Así, una mujer puede ser madre sin desear el embarazo, o puede embarazarse sin tener un coito, sin conocer al hombre genitor, o puede embarazarse y no ser madre, o finalmente, ser madre sin pasar por un embarazo y un coito.

La reproducción se ha separado de la sexualidad. Hoy más que nunca es un acto de deseo que marcará el nacimiento de una familia, estallando el ya antiguo modelo único de familia en el que nuestro imaginario navegó por siglos. Roles y funciones de crean y mezclan, considerándose -en muchos países- un derecho humano el conformar una familia de manera asistida o subrogada.

Freud escribía en 1924, que naturaleza era destino, refiriéndose a que los cuerpos determinarían un curso en la vida emocional de las personas. Aparecieron luego contundentes propuestas acerca de que lo social y cultural pautarían, diseñarían los rumbos de nuestras vidas. Actualmente podemos incluir a los avances científicos que, creando nuevas tecnologías, posibilitan la creación de muchas formas de ser padres, madres y familias.

Pluralidad de significaciones e imaginarios rodean a las paternidades hoy: padre/madre biológicos, genitores, progenitores, sustitutos, subrogados, donantes de óvulos o esperma, adoptivos, simbólicos, etc. Asistimos a la incorporación en nuestras mentes y sociedades, de diversos modos de concebir un bebe, por lo menos tres actores podrían intervenir en algunos casos: hombre, mujer y el médico. En el caso que nos convoca, los esposos, el médico y la mujer que prestaría el vientre para gestación.

Es importante reflexionar acerca de los cambios e impactos en la intimidad de los cambios en las concepciones, embarazos y partos. Urge el intento de reconocer y estudiar las implicancias en cada miembro de las nuevas familias y de la sociedad, de las modificaciones en las técnicas de reproducción y en el rol de la sexualidad. Todo ello exige pensar roles, emociones, fantasías, y demandan asimismo, incorporaciones del orden legal.

Como psicoanalistas tenemos la tarea, en conjunto con otros profesionales como educadores, médicos, abogados, de imaginar nuevas representaciones y consecuencias psíquicas de todos estos cambios, con la mayor apertura y deseo de incorporar efectos posibles en las subjetividades. Abrir la mente y estar atentos a los que va surgiendo, a partir de los nuevos retos planteados por la ciencia y la tecnología, en indisoluble ligazón con la heterogeneidad del deseo humano: donación de óvulos, de espermas, vientres subrogados, plantean también el esfuerzo para la futura madre de presenciar a la gestación de su hijo en otro cuerpo.

El trabajo emocional, afectivo y mental de los padres, exige que la sociedad y sus instituciones hagan lo suyo.

 

Referencias:

Alkolombre, P. (2008). Deseo de hijo, pasión de hijo. Buenos Aires: Letra Viva.

Alkolombre, P. (2016). Ser padres de otra manera: Tener hijos de distintos orígenes.   En: Parentalidades y género, su incidencia en la subjetividad. Buenos Aires: Letra Viva.

Alizade, M. (2006). The non-maternal psychic space. En: Motherhood in the XXI Century. London: Karnak.

Alizade, M. (2016). La liberación de la parentalidad den el siglo XXI. En: Parentalidades y género, su incidencia en al subjetividad. Buenos Aires: Letra Viva.

 

Imagen: Miró, J. (1939). Birds and Insects [Pintura]. Vienna, The Albertina Museum.

Autor (es):

Mag.Graciela Cardó

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio